Hostales en Talavera de la Reina

10 hostales, pensiones y albergues disponibles en Talavera de la Reina

Opiniones de nuestros usuarios sobre Talavera de la Reina Dejar una opinión

Valoración de 9/10 - 2 opiniones

Gracias por opinar en infohostal.com
Ha ocurrido un error al crear la opinión No se han rellenado todos los datos de la opinión

Captcha   Resultado*:

Todos los campos de este formulario ( * ) son obligatorios

Estelia (10/10)    BUENO ASISTI POR MI PAREJO ES DE TALAVERA

UNA CIUDAD MUY TRANQUILA

Antonella (8/10)    Antonella Gregorutti

Las ferias

Buscar alojamiento o destino

Tipos de alojamiento en Talavera de la Reina

En Talavera de la Reina y alrededores

Deporte

Transporte

Campos de Golf

Información Ciudadana

Ocio, Cultura y Arte

Recinto ferial

Localidad: Talavera de la Reina

    Descripción

    Talavera de la Reina ha sido desde tiempos inmemoriales una villa cargada de futuro. Hoy es la ciudad más poblada de todo Toledo, además de su capital industrial, comercial y centro de la actividad económica. Situada en la margen derecha del Tajo, en el lugar de su confluencia con el Alberche, a su nombre va asociado desde siglos el de su cerámica e, inevitablemente, el de Joselito, maestro entre los maestros del toreo, que encontró la muerte en la plaza de toros de Talavera en una aciaga tarde de toros de la Feria de San Isidro del año veinte. El país entero quedó conmocionado por la trágica muerte del diestro, por lo que no es de extrañar que el pueblo de Talavera esté unido indisolublemente a su memoria. Si muchos son los escritores que han alabado con su prosa la cerámica de Talavera y no pocos los pintores que la representan en sus lienzos -Pereda, Rizzi, Zurbarán, Meléndez y Goya son sólo algunos aunque notables ejemplos-, muchos más son los que ni un solo día han dejado de llorar la muerte del torero. Desde aquella tarde, cada día 16 de mayo los diestros salen descubiertos en señal de duelo.

    Historia

    La ciudad de Talavera de la Reina tiene orígenes antiquísimos. El topónimo de La Reina al que alude su nombre se refiere a la mujer de Alfonso XI, doña María de Portugal, a quien el monarca regaló la villa. Desde la Aebura carpetana, la Caesaróbriga romana, la Ebora goda y la Talavaira islámica, pasando por la batalla de Talavera en la que José Bonaparte fue terriblemente vapuleado, Talavera no se ha apartado del camino del protagonismo que la ha convertido en la segunda capital en importancia de la provincia, con un pasado esplendoroso y un futuro brillante.

    Visitas

    En su casco antiguo se encuentran todavía abundantes ejemplos de ese memorable pasado. Aún se conservan considerables restos de su triple recinto amurallado, de cuando Talavera fue una ciudad primero romana y después mora. Las murallas del primero de los recintos, en su mayoría musulmán con algunos restos romanos, tienen hasta catorce metros de altura por cuatro de espesor, y sobre ellas se levantan dieciocho torres rectangulares rematadas por cubos almenados. Del segundo se conservan bastantes torres, aunque tan sólo una de las siete puertas que tuvo en sus mejores tiempos, la de Sevilla (1579), construida por el Cardenal Quiroga, a decir del blasón que en ella se exhibe. El tercero de los recintos se prolonga por los arrabales. El impresionante complejo militar lo remataba el Alcázar, una fortificación morisca construida en el año 957 de la que arrancaban los tres recintos posteriores amurallados. Del alcázar sólo quedan algunas ruinas, al igual que del Puente Viejo, un puente de origen romano que saltaba por encima de las aguas del río Tajo. y que aunque fue totalmente rehecho en tiempos de los musulmanes y estuvo en uso hasta no hace mucho, hoy se encuentra totalmente arruinado. En el interior de la villa se encuentra la antigua colegiata de Santa María la Mayor, construida durante los siglos XII al XV con una sabia mezcla de los estilos gótico y mudéjar, que constituye uno de los monumentos más importantes de Talavera de la Reina. Destaca en su interior el retablo Mayor -con un lienzo del pintor Salvador Maella-, algunas pinturas murales y, sobre todo, las capillas de los Mártires y la Bautismal, decoradas con excelente azulejería talaverana del siglo XVI, así como el retablo cerámico del Cristo del Mar, donado a la basílica por su autor, Juan Ruiz de luna, en el año 1942. La basílica consta de tres naves abovedadas, tres ábsides poligonales y una hermosa torre barroca incorporada en el siglo XVIII. La portada está decorada con arquivoltas apuntadas y abocinadas sobre capiteles figurativos, y se halla rematada por un enorme y bellísimo rosetón de tracería mudéjar. Otro edificio religioso digno de mención es la iglesia del convento jerónimo de San Prudencio, antiguamente de Santa Catalina, de estilo renacentista, con una cúpula y un ábside semicircular muy bellos, tanto como el medallón pétreo que hay en el interior, símbolo de la rueda de Santa Catalina. Existen otros templos y otras iglesias igualmente destacables como la de Santiago el Viejo, de estilo mudéjar (siglo XIV), la iglesia barroca del convento de San Bernardo (siglo XVII), la barroca de San Agustín el Viejo o la de El Salvador; pero, sin duda, de todas ellas sobresale la ermita-basílica de la Virgen del Prado, junto a la tristemente célebre plaza de Toros de Talavera en la que perdió a vida el diestro Joselito, uno de los monstruos del toreo de todos los tiempos y que, junto a Juan Belmonte, llenó la época más gloriosa que jamás ha tenido la historia de la lidia. Sólo un callejón, que lleva por nombre el de José Gómez “Joselito”, separa el templo religioso del taurino. La iglesia, ciertamente antigua, fue restaurada durante el siglo XVI. La plaza de toros, muy antigua también, fue reconstruida en el año 1889

    Alrededores

    Oropesa y Lagartera.

    Compras

    Artesanía: Cerámica: Artesanía Talavera (Avda. Portugal, 32), Talabricense (Marqués de Mirasol, 30), Cerámica J. Ruiz (Ctra. Alcántara, s/n). Piel y cuero: Monturas Lucas (Trinidad, 29), Antonio Rubio Fidel (Martín Inés, 37), P. Fdez.-Mazuecos (Plaza del Reloj, 5). Muebles: Ignacio Paniagua (Avda. Pío XII, 61), Jesús Bodas (Capitán Luque, 6).

    Fiestas

    Semana de Pascua, fiesta de Las Mondas. 21-23 de septiembre, San Mateo.8 de septiembre, Nuestra Señora del Prado en la que los talaveranos sacan a su patrona la Virgen del Prado hasta la puerta para que vea los toros, dando por buena la expresión lugareña de “le hacen toros a la Virgen”.

    Gastronomía

    Se fundamenta en los productos de su fértil huerta y en los platos de caza. En las carnes destaca el venado, la perdiz y codorniz escabechada,el conejo con tomate. Destacan también la gallina en pepitoria, el cabrito en cochifrito y el cordero asado. Su huerta es rica y de una gran calidad, cultivándose principalmente verduras, frutas de temporada (sandía, melón, tomates),

Busca habitación en Talavera de la Reina

×