Hostales en Consuegra

7 hostales, pensiones y albergues disponibles en Consuegra

Opiniones de nuestros usuarios sobre Consuegra Dejar una opinión

No hay opiniones

Gracias por opinar en infohostal.com
Ha ocurrido un error al crear la opinión No se han rellenado todos los datos de la opinión

Captcha   Resultado*:

Todos los campos de este formulario ( * ) son obligatorios

Buscar alojamiento o destino

Tipos de alojamiento en Consuegra

En Consuegra y alrededores

Información Ciudadana

Localidad: Consuegra

    Descripción

    Consuegra es una típica villa manchega cuyas tierras se extienden por un amplio valle regado por las aguas del río Amarguillo, el mismo cuyo caudal atraviesa las calles de la villa y que tantos disgustos y tragedias provocara de antiguo con sus desbordamientos. La población se halla a los pies del cerro Calderico, sobre el que se alinean una docena de molinos de viento: la Zorra, la Turca, Sancho Panza, El primero, El Blanco, y otros tantos, recuperados en su mayoría en un afán noble y quijotesco por mantener viva su memoria literaria. Estos molinos de viento, artilugios importados en el siglo XVI de los Países Bajos y que nada o poco tienen que ver con la arquitectura manchega tradicional, se han convertido por mor de don Quijote en el símbolo más universal de la Mancha.

    Historia

    El pueblo de Consuegra es de origen muy remoto. Algunos restos encontrados en sus alrededores hablan de un poblado íbero, convertido luego en villa romana, a la que ya Plinio denominó Consabururn. En el siglo XII el rey Alfonso IX la cedió a la Orden de San Juan de Jerusalén, que la convirtió en cabecera del extenso priorato que poseía en los amplios territorios de las actuales provincias de Toledo y Ciudad Real, al frente del cual estuvo un tiempo don Juan de Austria.

    Visitas

    El molino conocido por el de Sancho Panza conserva en perfectas condiciones la maquinaria del siglo XVI, que se utiliza durante la animada fiesta de la Rosa del Azafrán, el último fin de semana de octubre, en el que los lugareños y vecinos de los alrededores participan con sus danzas en el famoso concurso de la monda, una buena ocasión para contemplar los bellísimos trajes regionales de la provincia. Además de los molinos que tanta fama han dado a Consuegra, la villa es famosa por su alfarería, sus vinos blancos, el azafrán, y el mazapán y otros dulces navideños además de por el mármol azul y jaspeado que proporcionan sus canteras. En lo alto del cerro que domina la ciudad se encuentran las ruinas del castillo de los Sanjuanistas, reedificado en el siglo XII sobre los cimientos de una fortaleza construida en los tiempos el Emperador Trajano. Rodeado por la muralla de la Centinela, consta de dos recintos murados y una estupenda torre del homenaje, con grandes cubos semicirculares adosados al centro de sus lienzos y una tosca puerta de entrada, adornada con los blasones de don Juan de Austria, hijo de Felipe IV y del gran prior de la Orden (1677) Próxima a la torre meridional se alza la capilla de la Virgen Blanca, del siglo XIII. Se conservan, además, restos de un anfiteatro romano y de un acueducto y una puerta gótica de la Edad Media, además de unos muros que -dicen- pertenecieron a la habitación que ocupara el príncipe don Juan de Austria, refugiado en esta fortaleza a causa de las desavenencias con su padre Felipe IV. En los campos de esta villa batalló el Cid Campeador contra los moros durante sus correrías entre Valencia y Toledo: “Y si en mi Valencia amada / no me hallaseis á la vuelta / peleando me halladeres / con los moros de Consuegra “ Al norte del castillo se encuentra el casco urbano de la villa, en el que merece señalarse su Plaza Mayor, de planta trapezoidal. En ella, como en casi todas las de la provincia se encuentran las Casas Consistoriales, levantadas en el año 1670 sobre una construcción de mampostería cajeada. Frente a ellas se encuentran los corredores (del siglo XVII), sede del actual museo arqueológico municipal. También destaca en el conjunto de Consuegra el torreóncasa de la Tercia. La villa tiene dos iglesias parroquiales: la Iglesia de Santa María la Mayor ( 1723 ) y la de San Juan Bautista (1567 ); dos ermitas: la del Cristo de Vera Cruz (siglo XVIII ), con una hermosa cúpula, y la de la Virgen del Pilar; y un alfar, construcción de tradición popular que guarda dos hornos ciertamente muy antiguos. Además posee una pequeña plaza de toros y tres comunidades religiosas que corresponden a las Hermanas de la Consolación, las Carmelitas y los Misioneros franciscanos, dedicados desde antiguo a la enseñanza. El convento de los Franciscanos es del siglo XVII, y, todavía anterior, el convento de las monjas Carmelitas, que comenzó a construirse en el año 1579. A unos dos horas de camino hacia el sur de la villa, entre solitarios y frondosos bosques, se encuentra el antiguo Monasterio de Santa María del Monte, antigua propiedad de la Orden de San Juan de Jerusalén, y a unos cinco kilómetros por la carretera de Urda, se conserva en excelente estado una presa romana que contenía antiguamente las aguas del arroyo Amarguillo.

    Alrededores

    Toledo, Capital de la Comunidad Autónoma de Castilla y la Mancha, es conocida como La Ciudad de las Tres Culturas (la cristiana, judía y árabe), que han dejado un legado de majestuosos monumentos , sorprendentes lugares y admirable cultura. Que ver: Hospital de Tavera. Iglesia de San Juan de los Reyes. Sinagoga de Santa María la Blanca. Sinagoga del Tránsito y Museo Sefardi. Museo del Greco. Iglesia de SantoTome. Catedral. Museo de Santa Cruz. Alcázar. Museo de Victorio Macho. Taller del Moro. Museo de los Concilios y de la cultura visigótica. Museo de Arte Contemporáneo. Monasterio de Santo Domingo el Antiguo. Monasterio de Santa Clara. Toboso, lugar de donde procede la amada de Don Quijote, Dulcinea, obra célebre de Cervantes. En el centro de la localidad podemos encontrar la Casa de Dulcinea una edificación tradicional manchega que hace de museo etnológico y donde podemos ver los distintos utensilios cotidianos de la época. Otras lugares que visitar, el Museo Cervantino, el Convento de los Trinitarios del s. XVI, el Convento de las Monjas Franciscanas del s.XVI de estilo renacentista, y la iglesia de San Antonio Abad del s. XV de estilo gótico.

    Compras

    La villa es famosa por su alfarería, sus vinos blancos, el azafrán, y el mazapán y otros dulces navideños además de por el mármol azul y jaspeado que proporcionan sus canteras.

    Fiestas

    Último fin de semana del mes de octubre, fiesta de la Rosa del Azafrán, coincidiendo con la recogida de la flor. Como actos principales, pueden destacar la Molienda de la Paz, que se realiza en el Molino de Viento Sancho, el festival Folklórico de Coros y Danzas y los concursos de Monda de Rosa del Azafrán.

    Gastronomía

    En Consuegra se puede disfrutar de las gachas, las migas, pasando a la caza menor como perdices (judías con perdiz) o pasando ya al jabalí o venado. Mazapanes y bollería tradicional es otro de los productos más típicos y además de Consuegra sale el mejor Azafrán.

Busca habitación en Consuegra

×