Hostales en Jadraque

1 hostales, pensiones y albergues disponibles en Jadraque

Opiniones de nuestros usuarios sobre Jadraque Dejar una opinión

No hay opiniones

Gracias por opinar en infohostal.com
Ha ocurrido un error al crear la opinión No se han rellenado todos los datos de la opinión

Captcha   Resultado*:

Todos los campos de este formulario ( * ) son obligatorios

Buscar alojamiento o destino

Tipos de alojamiento en Jadraque

En Jadraque y alrededores

Información Ciudadana

Localidad: Jadraque

    Descripción

    Jadraque se encuentra anclado en una hoya del Valle de Henares, sobre la que se alza su imponente castillo, aquél que llaman del Cid, y que mandó construir el cardenal Mendoza para su hijo Rodrigo, marqués de Cenete, futuro conde de Cid. La villa produce cereales, hortalizas, garbanzos y vino, y sus vecinos se dedican, además de a la cría de ganado, a la industria de carboneo.

    Historia

    La historia de Jadraque bien puede ser la historia de su castillo. De origen musulmán -las crónicas árabes de principios del siglo X citan el castillo como el de Chadaraque, se encuentra emplazado en un cerro que domina el Valle de Henares. En el suelo que rodea al altillo apareció numerosa cerámica musulmana, lo que demuestra la ubicación de la población desde antiguo en torno a la fortaleza. Juan II donó el castillo y todas sus tierras a notable Gómez Carrillo, cuyo hijo lo trocó por la villa de Maqueda con el ilustre don Pedro Gómez de Mendoza, obispo de Sigüenza, el que fuera cardenal, consejero de los Reyes Católicos, y miembro de una de las familias más importantes de Castilla, la Casa de los Mendoza. Mendoza levantó a fortaleza que ha llegado hasta nuestros días, y que se conoce como el Castillo del Cid, aunque su conquistador real fue Alvar Fáñez en los tiempos en que el cerro pertenecía al alfoz de Atienza. En 1706, el duque de Berwick, recién nombrado embajador francés en España, se instaló aquí con una división de quince mil hombres. Años más tarde el castillo sufrió los destrozos causados por la Guerra de Sucesión y después, de la Independencia. Fue asaltado en el año 1836 por el general carlista Gómez quien tomó prisionera a una brigada compuesta de dos batallones de la Guardia, veinticinco caballos y dos piezas de artillería. Estando en la fortaleza, Gómez ofició al general Cabrera y demás caudillos aragoneses y valencianos para avanzar juntos sobre Madrid. A finales del siglo XIX, e Ayuntamiento tomó la decisión de comprar el castillo y desde entonces e pueblo se encarga de su uso y mantenimiento. Tuvo lugar una notable restauración en el año 1961. La villa de Jadraque jugó un papel importante en la historia. De hecho, cuenta en su haber con la visita de los Reyes Católicos, la de Carlos I, y la Isabel de Valois, futura mujer de Felipe II, quien se instaló en la villa cuando vino desde su Francia natal con un reducido séquito al encuentro del monarca español para convertirse en su tercera esposa. Existe en la villa un viejo edificio al que se conoce por el nombre de a Casa de la Inquisición. En ella se alojó también, durante algún tiempo Isabel de Farnesio, la segunda mujer de Felipe V, y en ella tuvieron lugar las históricas Conversaciones de Jadraque por las cuales la reina apartó de la corte española a su influyente enemiga Ana de la Tremouille, princesa de los Ursinos, consejera de Felipe V y responsable del matrimonio entre Isabel y el monarca. La princesa fue acusada de haber dado muerte a varias personas, por lo que hubo de regresar a Francia en una fría noche de invierno. Tras su partida se restablecieron todos los derechos de la Inquisición. Durante el verano de 1808 la villa se convirtió en el lugar de descanso de uno de los políticos y escritores más brillantes del siglo XIX, Gaspar Melchor de Jovellanos, quien tras sufrir prisión en la isla de Mallorca acusado de traición por Godoy, buscó descanso en la casa de los Saavedra hasta que Murat le mandó ir a Madrid. El influyente Jovellanos vivió durante su estancia en la villa en el palacete de la familia Saavedra, donde recibió la visita de un gran amigo suyo, Francisco de Goya. Animado por el pintor aragonés, Jovellanos tuvo a bien decorar una de las salas del palacio, no dudando para ello en coger los pinceles. Todavía se pueden ver en la salita las, cuanto menos, interesantes pinturas murales pintadas por Jovellanos, en las que -en opinión de algunos expertos- Goya dejó también una muestra de su arte.

    Visitas

    El admirado castillo de Jadraque es, sin duda, la pieza arquitectónica más importante de la villa. De traza rectangular, con más de cien metros de largo por dieciocho de ancho, el extremo opuesto a la entrada está rematado por dos torres circulares almenadas, igual que las construidas a lo largo de sus muros. Frente a la entrada se levanta una barrera con dos torres a modo de defensa. El castillo conserva algunas de las cámaras de sus torres, los almacenes o aljibes subterráneos, que han perdido sus cubiertas, y alguna que otra pared interior. Procedente del palacio de los Saavedra es un cuadro de Zurbarán, Cristo recogiendo sus vestiduras después de la flagelación que se encuentra en la iglesia parroquial de la villa junto con otro famoso lienzo, el llamado Cristo de los Milagros, del siglo XVII, y una buena talla de Pedro de Mena. En otro orden de cosas, en la villa además de la parroquial y de su castillo, son interesantes los talleres y fábricas de figurillas de alabastro, algo que ha procurado no poca fama al pueblo.

    Alrededores

    Cogolludo, uno de los atractivos turísticos más interesantes es el palacio Ducal, que fur declarado Monumento en 1931. Cuenta con fachada almohadillad, una cornisa con dentellones, bella portada y en el interior encontramos un patio plateresco y una chimenea gótico mudéjar. Siguenza, es una de las más hermosas localidades de Guadalajara y en 1965 obtuvo el privilegio de ser declarado patrimonio arquitectónico por su Conjunto Histórico-Artístico. El castillo, la catedral y la plaza Mayor son los atractivos turísticos más interesantes de la ciudad, además de las calles de Sigüenza en general que están repletas de edificios civiles y religiosos de inmensa belleza. Brihuega, es una villa histórica y monumental situada en el valle de Tajuña. Lugar donde se celebran los encierros más antiguos de España. Su casco antiguo tiene construcciones de gran interés histórico-artístico, como el rollo jurisdiccional y parte del recinto amurallado, cuyos lienzos mejor conservados se sitúan entre la puerta de la Cadena y el arco del Corazón. Atienza, El castillo de Atienza que fue restaurado y que conserva restos de la antigua muralla, junto con la torre del homenaje, fosos y aljibes. La plaza del Trigo, considerada una de las más hermosas. Edificios religiosos como la iglesia de Santa María del Rey, ahora cementerio. La iglesia de San Salvador, siglo XVI. La iglesia de San Gil, siglo XVI. La iglesia de San Bartolomé, siglo XVI. El Hospital de Santa Ana del s. XVIII. La posada del Cordón. Y palacios nobles o casonas con soportales com el Ayuntamiento.

    Compras

    Son conocidos los talleres y fábricas de figurillas de alabastro.

    Fiestas

    13 al 18 de septiembre Santísimo Cristo de la Cruz a Cuestas. Feria de San Mateo, 21 de septiembre. 17 de enero, San Antón, con hogueras y danzas. 29 de julio, San Cristobal.

    Gastronomía

    La especialidad gastronómica de la villa es el cabrito asado.

Busca habitación en Jadraque

×