Hostales en Brihuega

4 hostales, pensiones y albergues disponibles en Brihuega

Opiniones de nuestros usuarios sobre Brihuega Dejar una opinión

No hay opiniones

Gracias por opinar en infohostal.com
Ha ocurrido un error al crear la opinión No se han rellenado todos los datos de la opinión

Captcha   Resultado*:

Todos los campos de este formulario ( * ) son obligatorios

Buscar alojamiento o destino

Tipos de alojamiento en Brihuega

En Brihuega y alrededores

Información Ciudadana

Además en Brihuega

Localidad: Brihuega

    Descripción

    Brihuega es una de las villas más antiguas de La Alcarria. Su privilegiada situación en la vega del Tajuña, rodeada de montes y a tan sólo treinta y tres kilómetros de Guadalajara convirtió la villa a lo largo de la historia en un importante baluarte estratégico y defensivo, codiciado primero por reyes y emperadores y luego por carlistas y liberales.

    Historia

    Fue centro de muchas batallas, entre las cuales quizás la más famosa fuera la librada en el año 1719, con la que Felipe V puso fin a los intereses de la casa de Austria por el trono de España. Las primeras noticias ciertas que se tienen de la villa datan de mediados del siglo XI, cuando no había más que una fortaleza rodeada de bosques que ocupaba la margen derecha del río Tajuña; es sabido que en sus primeros días Brihuega fue un asentamiento de los celtíberos y más tarde de los romanos, quienes la llamaron Castrum Brioga. En la Alta Edad Media aparece con el nombre de Brioca y, según las crónicas, en tiempos de los musulmanes fue villa muy poblada, la cual, a decir de unos fue conquistada por Alfonso VI y, a decir de otros, regalada al rey castellano por Al-manún de Toedo. Alfonso VI se refugió en su fortaleza huyendo de su hermano Sancho y desde esta plaza de guerra, defensa de Castilla, inició la conquista a los árabes del reino de Toledo. Años más tarde, el monarca cedió la villa de Brihuega al Arzobispado de Toledo y en el 1215 el arzobispo Jiménez de la Rada le otorgó un fuero especial con el que se permitía el paso y el asentamiento en sus tierras de todo tipo de gentes y religiones, lo cual favoreció en extremo el desarrollo económico de Brihuega, que vio crecer en gran número sus casas e iglesias y desarrollarse entre sus muros una intensa actividad artística. Durante la Guerra de Sucesión, las tropas del archiduque arrasaron muchos pueblos de la zona. Brihuega fue incendiada y saqueada hasta que Felipe V, apoyado por el general Vendome, pone fin al vandalismo de las tropas realistas y con ello a la guerra, en el que fue el acontecimiento histórico más importante y decisivo de principios del siglo XVIII: la famosa Batalla de Brihuega. Las secuelas de la guerra, la hambruna y las muertes, sumieron a Brihuega en una profunda crisis económica de la que tardaría mucho tiempo en salir. Sería necesario esperar hasta el reinado de Carlos III, quien mandó construir la Real Fábrica de Paños, una iniciativa que hizo posible el resurgimiento de la villa. Actualmente, la industria textil sigue siendo el plato fuerte de la economía de la villa. En 1973 la ciudad de Brihuega fue declarada Conjunto Histórico Artístico de carácter nacional. la belleza de su vega corre paralela a la belleza de sus casas e iglesias, muchas de las cuales conservan intacto su carácter medieval. Muestra de ello es que todavía se pueden encontrar restos de la muralla que sirvió de refugio a la población durante la Edad Media, así como el rollo que daba categoría jurisdiccional a la villa, algunos lienzos y dos arcos o puertas de entrada a la misma: la Puerta de la Cadena y el Arco del Cozagón, situado entre dos torres góticas. Sobre la villa se encuentra el castillo de Peña Bermeja, con un recinto amurallado muy bien conservado que entre otros tesoros guarda una capilla construida en el siglo XIII, de estilo gótico cisterciense y decorada con motivos mudéjares. El nombre del castillo obedece a que la fortaleza se levantó sobre un gran saliente rocoso de color rojizo que hay en la parte más baja del pueblo. Cercana al castillo se alza la iglesia de Santa María de la Peña, construida en el siglo XIII por orden de Jiménez de Rada. La portada del templo es de estilo gótico y está formada por dos arcos apuntados bajo atrio porticado. Otras iglesias importantes son la de San Miguel, con una interesante portada románica y numerosas reformas barrocas y la de San Felipe, al igual que la primera del siglo XIII y una de las construcciones más bellas de la ciudad. Además de sus iglesias tienen especial interés las casonas que forman el casco antiguo de la villa. De entre todas destaca la de los Gómez, un caserón de estilo renacentista con escudos nobiliarios en la fachada y jambas rodeadas de almohadillado. Y sobre todo lo dicho destaca la Real Fábrica de Paños de Carlos III, una construcción del XVIII, en la que merecen especial atención su puerta principal y sus hermosos jardines versallescos. La entrada de la fábrica es de estilo neoclásico, con un gran zaguán y un pequeño patio alargado que da acceso a la rotonda. Al sur del edificio se hallan los magníficos jardines de estilo francés que tanto adoraba el monarca, con numerosos paseos, fuentes, estatuas y frondosas alamedas, y un mirador desde el que se puede disfrutar de una magnífica vista sobre la villa y toda la vega del río Tajuña.

    Visitas

    Su casco antiguo, el rollo jurisdiccional y parte del recinto amurallado. El castillo de Peña Bermeja, con su patio de armas y capilla gótica. La iglesia parroquial de Santa María de la Peña del siglo, XIII. Iglesias de San Miguel y la de San Felipe, también del siglo XIII. La Fábrica Real de Paños. Casonas nobles.

    Alrededores

    Cogolludo, uno de los atractivos turísticos más interesantes es el palacio Ducal, que fur declarado Monumento en 1931. Cuenta con fachada almohadillad, una cornisa con dentellones, bella portada y en el interior encontramos un patio plateresco y una chimenea gótico mudéjar. Siguenza, es una de las más hermosas localidades de Guadalajara y en 1965 obtuvo el privilegio de ser declarado patrimonio arquitectónico por su Conjunto Histórico-Artístico. El castillo, la catedral y la plaza Mayor son los atractivos turísticos más interesantes de la ciudad, además de las calles de Sigüenza en general que están repletas de edificios civiles y religiosos de inmensa belleza. Atienza, El castillo de Atienza que fue restaurado y que conserva restos de la antigua muralla, junto con la torre del homenaje, fosos y aljibes. La plaza del Trigo, considerada una de las más hermosas. Edificios religiosos como la iglesia de Santa María del Rey, ahora cementerio. La iglesia de San Salvador, siglo XVI. La iglesia de San Gil, siglo XVI. La iglesia de San Bartolomé, siglo XVI. El Hospital de Santa Ana del s. XVIII. La posada del Cordón. Y palacios nobles o casonas con soportales com el Ayuntamiento.

    Compras

    Miel de la Alcarria y otros productos típicos en Jesús Moreno Cerrato. Plaza de San Miguel s/n. Artesanía en hierro, piedra y madera.

    Fiestas

    Encierro de Brihuega el día 16 de Agosto. Declarado fiesta de interés turístico regional de Castilla-La Mancha. Finales de Octubre se celebran las ferias de Brihuega.

    Gastronomía

    Carnes: El asado de cordero y cabrito, el conejo, pollo a la miel con romero. Pescado: Bacalao a la alcarreña. Dulces: Bizcochos borrachos, las torrijas, las monillas, los melindres… Bebidas: Hidromiel y orujo.

Busca habitación en Brihuega

×