Hostales en Valverde de la vera

3 hostales, pensiones y albergues disponibles en Valverde de la vera

  • Valverde de la vera, Cáceres • Ver mapa

    Apartamentos Rurales Los Vergeles son un alojamiento histórico, en una preciosa zona de bonitos paisajes. Una espectacular casona edificada en 1853 es el precioso escenario de este... Más info

    7 Opiniones

    desde 72€

    Reservar

  • Valverde de la vera, Cáceres • Ver mapa

    El pueblo de Valverde de la Vera, ubicado al norte de la provincia de Cáceres, es el destino ideal para todo el que busque pasar unos días tranquilos disfrutando de auténtico turismo... Más info

    2 Opiniones

    desde 80€

    Reservar

  • Valverde de la vera, Cáceres • Ver mapa

    Si desea desconectar del ruido de la ciudad y pasar unos días inolvidables en contacto con la naturaleza, los apartamentos rurales El Roble son los alojamientos perfectos para ello. Apartamentos... Más info

Opiniones de nuestros usuarios sobre Valverde de la vera Dejar una opinión

No hay opiniones

Gracias por opinar en infohostal.com
Ha ocurrido un error al crear la opinión No se han rellenado todos los datos de la opinión

Captcha   Resultado*:

Todos los campos de este formulario ( * ) son obligatorios

Buscar alojamiento o destino

Tipos de alojamiento en Valverde de la vera

Localidad: Valverde de la vera

    Descripción

    Valverde de la Vera está situado al noroeste de la provincia de Cáceres, en Extremadura, en la falda meridional de la Sierra de Gredos, en la comarca llamada La Vera.

    Historia

    Valverde de la Vera se independiza del yugo placentino y nace como villa en 1297. Sancho IV el Bravo la otorga en señorío junto con las aldeas contiguas de Viandar, Taraveruela, Villanueva y Madrigal a don Nuño Pérez de Monroy, Abad de Santander y Canciller de doña María de Molina, en premio a sus desvelos como consejero. En 1330 Alfonso XI confirma este privilegio en favor del hermano del Abad, Fernán Pérez de Monroy, al igual que Enrique II en su hijo en 1367. Este segundo Fernán Pérez de Monroy, valeroso guerrero en Tarifa, Algeciras y Gibraltar, apuesta por don Pedro y mantendrá una rivalidad a muerte con Juan Blasco de Almaraz, señor de Belvis, Almaraz y Deleitosa, partidario de Enrique de Trastámara. Ambos se enfrentan con sus huestes cerca de Valverde y el de Monroy acaba con su vida. Años más tarde, Juan Gómez de Almaraz venga a su padre en la Riberilla, cerca del río Tiétar, y hace una entrada triunfal en Belvis con la cabeza de Monroy clavada en una pica. Las enconadas diferencias entre ambas casas se saldarán con un matrimonio de conveniencia a finales del siglo XIV. Estefanía de Monroy hereda el señorío valverdano y a su muerte, acaecida en 1404, sus dominios regresan a la corona castellana con Enrique III, quien a su vez se la cede a su hijo el infante don Fernando de Lara. En 1435 y tras diversas sucesiones recae en doña Leonor Niño de Portugal, esposa de Diego López de Zúñiga, quienes se convierten en condes de Nieva en 1470. A partir de este momento la estirpe de los Zúñiga regentará su destino hasta el siglo XIX.

    Visitas

    Desde su maltrecha torre del Homenaje contempla como un mar de tejados en forma de una gran cruz se extiende a sus pies. A lo lejos, la vasta vega del río Tiétar, tomada por las plantaciones de tabaco, el pimiento y los espárragos. El segundo conde de Nieva, Pedro de Zúñiga, levanta el castillo a finales del siglo XV sobre los cimientos de lo que fuera una fortaleza árabe. A su sombra se construye la hermosa iglesia de Santa María de Fuentes Claras a principio del siglo XVI, que aprovecha parte de la fortaleza que erigieran los Monroy en 1309. En los laterales del altar mayor enterró a sus padres, cuyas deterioradas estatuas yacentes de alabastro aún permanecen en el lugar. Una bella ventana de su fachada que perteneció al primitivo palacio es la protagonista de sus célebres fiestas de San Blas, abogado de la garganta y patrón de Valverde. El mayordomo tira desde aquí las delicadas cintas de colores que durante doce meses lucirán las valverdanas en su cuello y los hombres en el ojal de la solapa. Abajo se apiñan los mozos, que compiten por alcanzarlas en su caída. Valverde o Valle Verde, como era en un principio, es Conjunto Histórico Artístico desde el año 1970. Recibe al visitante en la carretera con una poderosa cruz de piedra y recostado sobre la falda del macizo de Gredos, entre olivos, castaños, higueras y frutales, con poco menos de mil almas. Pueblo adentro, tras atravesar el Ejido y la Fuentivieja, desembocamos en la plaza de la Picota, donde descansa un soberbio rollo barroco, símbolo de justicia. De aquí parte la serpenteante calle Real que nos conduce la su espectacular Plaza Mayor. Una bonita fuente de piedra con cuatro caños y forma circular la preside, rodeada de casas porticadas con balcones de madera repletos de geranios.Las Parras, El Chorrito, que albergaba una importante colonia de judíos a finales del siglo XV, el Resbaladero del Altozano Bajo o las Cabezuelas son bellos rincones donde pervive la huella de su tipismo arquitectónico. Regueros de agua cristalina surcan sus angostas calles empedradas, algunas muy empinadas, que ascienden hacia la iglesia. Las casas estrechas y alargadas se apiñan con generosos aleros que apenas dejan pasar la luz. La primera planta suele ser de piedra, mientras que el adobe con trabazón de madera se adueña del segundo y tercer piso. Encaladas muchas, de piedra vista y a veces con la medianera de lajas de madera para hacer frente a la lluvia, lucen balcones voladizos de castaño labrado. Fuera del casco urbano la bella ermita del Cristo del Humilladero recibe a diario las visitas de sus devocionarias.

    Alrededores

    Sierra de Gredos. Plasencia a 67 kilómetros , Cáceres a 147 kilómetros y Madrid a 202 kilómetros.

    Compras

    Tiendas tradicionales de pimentón de la vera y de Queso de Cabra de Denominación de Origen.

    Fiestas

    El 14 de septiembre se honra al Cristo Humilladero con procesión y un ofertorio que incluye la puja por platos de floretas gigantes.Los Empalaos se han encargado de dar fama a Valverde de la Vera, y cada Semana Santa un hervidero de turistas toma sus calles para ser testigo de un rito estremecedor. El remoto origen de esta práctica penitencia es anterior al significado religioso que hoy tiene. Como ritual devoto y cristiano, su antecedente histórico se inscribe en el seno de la Cofradía de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, que ya en el 1522 recibe Indulgencias Plenarias del Papa Adrian VI. En la noche del Jueves Santo se celebraba un Vía Crucis en masa en el que participaban los Hermanos de Azote, precedente del actual empalado, los Hermanos de Luz, antepasados del Cirineo, y los Hermanos de Oración.

    Gastronomía

    Los domingos después de misa los valverdanos saborean sus exquisitas raciones de callos, magro y riñones.La Vera es famosa también por su cochifrito, y su Cabrito de la Vera, así como para las migas extremeñas.

Busca habitación en Valverde de la vera

×