Hostales en Almendralejo

8 hostales, pensiones y albergues disponibles en Almendralejo

Opiniones de nuestros usuarios sobre Almendralejo Dejar una opinión

No hay opiniones

Gracias por opinar en infohostal.com
Ha ocurrido un error al crear la opinión No se han rellenado todos los datos de la opinión

Captcha   Resultado*:

Todos los campos de este formulario ( * ) son obligatorios

Buscar alojamiento o destino

Tipos de alojamiento en Almendralejo

Localidad: Almendralejo

    Descripción

    En el centro de la fértil llanura de Tierra de Barros aparece “la ciudad romántica”, nombre por el cual se conoce a la histórica localidad de Almendralejo, que fue cuna de dos de los poetas más representativos del romanticismo español: Carolina Coronado y José de Espronceda. Se encuentra dentro de la denominada Ruta de la Plata. Es la capital de la comarca Tierra de Barros, importante zona productora de vinos a nivel nacional.

    Historia

    Según la leyenda, esta ciudad fue fundada por unos labradores provenientes de Mérida en medio de un campo de almendros, de donde deriva su actual nombre. La causa fue, posiblemente, la proximidad a la vía romana de la Plata, que llevaba hasta la zona a muchos labriegos en busca de mejor fortuna. En Almendralejo fue encontrado, ya en el siglo XIX, el famoso disco de Teodosio, que data del año 388, pieza clave del arte paleocristiano. En el año 1241 y con motivo de la expulsión de los musulmanes de la región, se llevó a cabo, de la mano del maestre Vasco Rodríguez, perteneciente a la Orden de Calatrava, una gran repoblación del lugar. De nuevo, los campesinos emeritenses ocuparon la zona, que a partir de entonces pasó a ser territorio dependiente de Mérida hasta el año 1536, fecha en que los propios habitantes compraron al Emperador Carlos I el título de villa. Sin embargo, no fue hasta el año 1851, cuando la reina Isabel II concedió a Almendralejo el título de ciudad. Ya en nuestro siglo, Almendralejo ha sido protagonista de trágicos sucesos ocurridos durante la guerra civil española muy difíciles de olvidar; fue en la gran torre del campanario: la resistencia que ofrecieron las tropas republicanas en el interior de este lugar, fue contestada por la infantería al mando del general franquista Yagüe, quien ordenó dinamitar la iglesia. Todos cuantos se encontraban en ella hallaron la muerte. Hoy en día, la economía de la ciudad está basada, fundamentalmente, en la agricultura, puesto que las fértiles tierras de la zona convierten a Almendralejo en una de las poblaciones de mayor producción agrícola, lo que ha motivado la famosa denominación de “el granero de Extremadura”. Los cultivos de la vid y el olivo, sobre todo, constituyen una importante fuente de ingresos para la localidad, lo cual, además de ser la base del desarrollo de una industria vinícola de cierta relevancia, ha servido para convertir a Almendralejo en una próspera ciudad con abundante banca y comercio.

    Visitas

    Aparte de la gran cantidad de lugares de ocio y diversión, podemos apreciar en Almendralejo una relevante arquitectura, de gran influencia andaluza, sobre todo en el casco antiguo. El edificio más característico del lugar, unido a las bonitas casa señoriales encaladas, es la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Purificación, edificio concluido en 1539. Consta de tres hermosas portadas, dos de ellas platerescas y la principal de estilo gótico. La torre, finalizada posteriormente, en el año 1603, tuvo que ser restaurada tras su derrumbamiento en 1936, durante la Guerra Civil Española. Originariamente, esta torre pertenecía al estilo herreriano. El interior de la iglesia también fue alcanzado por las tropas nacionales, sobre todo la bóveda y el retablo, este último, fechado en el siglo XVII, quedó totalmente destruido. Hoy ocupa su lugar una copia reciente. Muy cerca de la iglesia está el palacio de los Marqueses de Monsalud, del siglo XVIII, en cuyo interior nació una de nuestras mayores glorias de nuestra poesía romántica: José de Espronceda. Actualmente el edificio es la sede del Ayuntamiento de la localidad. Otro monumento de carácter religioso que merece ser visitado es la Ermita de la Piedad, levantada en el siglo XVI. Esta preciosa ermita ha sido víctima de numerosas alteraciones, sobre todo en los siglos XVII y XVIII. Pertenece al estilo barroco y consta de tres espléndidos altares, el principal dedicado a la Piedad, patrona de la ciudad, y los laterales, de igual belleza, a San Blas y a San Roque. Destacan, además, los numerosos conventos que alberga Almendralejo, entre ellos el de los franciscanos descalzos (siglo XVII), que actualmente ha sido convertido en el centro cultural de la villa. En relación con la arquitectura civil más relevante de este lugar, además del edificio del Ayuntamiento ya citado, son también de gran interés el palacio del Marqués de la Encomienda y el palacio del Marqués de la Oliva.

    Compras

    No hay que olvidar que esta población es el centro de la Tierra de Barros, llamada así por su finísima tierra, de la cual, tras un breve proceso de cocción, se fabrican bellos objetos típicos de la zona, como jarrones o botijos, una variante de la tradicional alfarería española, muy apreciada por coleccionistas en general y por los turistas de todas las latitudes del mundo que se asoman hasta esta villa.

    Fiestas

    1 y 2 de febrero, Virgen de la Candelaria, fiesta de las Candelas: En distintos puntos de la ciudad arden decenas de hogueras con pantarujas en lo alto, que simbolizan la quema de los malos espíritus. Febrero, Carnavales. 25 de abril, festividad de San Marcos. 15 de agosto, Virgen de la Piedad. En noviembre, la festividad de Todos los Santos, nueva ocasión para disfrutar de la naturaleza y de la tradicional Chaquetía.

    Gastronomía

    Destacan el cojondongo, variedad extremeña del gazpacho andaluz, junto a la tradición repostera de Almendralejo, famosa sobre todo por sus dulces de almendras, hojaldres, y las conocidas yemas del convento de Santa Clara. Además, aquí se produce un cava autóctono, un hecho que, unido a la calidad de sus vinos, consiguió que en el año 1987 la villa de Almendralejo fuese declarada Ciudad Internacional del Vino.

Busca habitación en Almendralejo

×