Alojamientos en Almagro de Naturaleza

1 alojamientos disponibles en Almagro

  • Hospedería de Almagro
    Hospedería de Almagro

    Hospedería de Almagro

    Almagro, Ciudad Real • Ver mapa

    Este antiguo convento reformado del siglo XVI, situado a un paseo de la encantadora Plaza Mayor de Almagro, combina edificios tradicionales con las últimas tecnologías como conexión... Más info

    25 Opiniones

    desde 41€

    Reservar

Buscar alojamiento o destino

Tipos de alojamiento en Almagro

En Almagro y alrededores

Información Ciudadana

Transporte

Localidad: Almagro

    Descripción

    Situada a veintidós kilómetros de Ciudad Real y en pleno corazón del Campo de Calatrava, se encuentra la ciudad de Almagro, declarada en 1972 conjunto histórico artístico. Fue sede de la orden de Calatrava, que dominó durante siglos toda la Mancha.

    Historia

    Fue tras la batalla de las Navas de Tolosa cuando la ciudad pasó en cesión a lo orden de Calatrava, que detentaba un inmenso poder tanto religioso como político y militar, lo que contribuyó durante aquella época al magnífico desarrollo cultural y artístico de Almagro. Ya en tiempos de los Reyes Católicos la Corona absorbió todos los territorios pertenecientes a las órdenes militares, entre los que se encontraba la ciudad de Almagro, lo que supuso para el lugar un considerable retroceso en su esplendor. Sin embargo, en el siglo XVI, las deudas del Emperador Carlos V le llevaron a ceder la explotación de las minas de Almadén junto al arrendamiento de otros territorios Calatravos a los hermanos Fugger, más tarde conocidos como Fúcares, banqueros de origen alemán. Los Fugger, rememorando el lejano esplendor de la ciudad de Flandes, pronto sacaron a Almagro del estancamiento impuesto en su etapa anterior, convirtiéndola en un centro comercial y artístico de inigualable belleza. Ya a mediados del siglo XVIII, concretamente en el año 1750, Almagro es nombrada capital de la provincia de la Mancha, título que poseería hasta 1761. Apenas algunos años más tarde, en 1796, obtendría el título de ciudad. La decadencia de este bello lugar comienza a producirse con la desamortización llevada a cabo tras la famosa Ley de Mendizábal y posteriormente se agrava con la entrada de las tropas francesas en la península y su asentamiento a en la zona así como a causa del consiguiente desarrollo en la región de las guerras carlistas.

    Visitas

    El legado de Almagro es un agradable paseo por la historia de España. Recorriendo cualquiera de sus calles podemos encontrar vestigios del esplendor de cada uno de sus siglos transcurridos, hilados magistralmente por la historia que dan como resultado un maravilloso paraje donde el arte es el indiscutible protagonista. Para tomar conciencia de la evolución estilística de la ciudad no hay nada mejor que contemplar los magníficos blasones que inundan la ciudad ilustrando edificios tanto civiles y religiosos, o las portadas, ricas en elementos decorativos, que son todo un goce estético para el paseante. No hay más que citar la portada del Palacio de Don Martín de Rosales o la del Conde de Valdeparaíso, que junto a la calle de Nuestra Señora de las Nieves, repleta de admirables obras de arte arquitectónico, son una delicia para todo el que las admira. Toda esta gran riqueza de estilos y bellos ornamentos confluyen en uno de los más deliciosos conjuntos arquitectónicos de la provincia, la Plaza Mayor, construida por los banqueros ale manes sobre la antigua plaza, repleta de reminiscencias nórdicas. Quizás, el encanto de esta Plaza radique en su irregularidad. Allí se han celebrado ferias, alanceamientos de toros, juegos y todo tipo de manifestaciones populares. Una de las más importantes quizás fuera la representación de obras teatrales, lo que llevó a la realización del emblemático Corral de Come días, que ejercía también la función de posada, pues albergaba en su interior a las compañías teatrales que se trasladaban al lugar para interpretar sus obras. Consta de un zaguán de entrada, camerinos, corral para el público y palcos para las altas clases sociales, además de la cazuela, lugar reservado a las damas, que se comunicaba por medio de una escalera con el resto de las galerías. Por último, la escena, con una bonita decoración, está estructurada en dos alturas, típica característica barroca. Es maravilloso observar cómo la belleza de las formas contrasta con la sencillez de líneas del edificio. Este monumento es el único de sus características que se conserva en uso desde nuestro Siglo de Oro (fue construido a finales del siglo XVl o principios del XVII). Cada año, en los meses de verano se celebra allí el Festival Internacional de Teatro Clásico, que junto al de Mérida, son los de mayor resonancia en todo el territorio nacional. Además en este teatro no sólo podemos contemplar a los clásicos, puesto que también se representan piezas de carácter más vanguardista. En cuanto a prestigio internacional, valga decir que por su escenario han pasado compañías como la New Shakespeare Company o el TAG de Venecia. Al Norte de la Plaza Mayor, se hallaba el Palacio Maestral, prácticamente destruido por un incendio, del que sólo las inscripciones cufies nos permiten ver que en su origen fue una construcción mudéjar. El Colegio de la Compañía de Jesús, en cuyos muros se entrelazan admirablemente clasicismo y barroco, fue edificado en uno de los solares del Palacio. También del siglo XVII, podemos ver en Almagro la Iglesia de San Agustín, la cual, a pesar del estado en que se encuentra, posee una espléndida colección de pinturas de la escuela de Zurbarán. El Convento de Santo Domingo fue fundado por Fernando Fernández de Córdoba, quien propuso a Julio III la construcción de una Universidad anexa a éste, proyecto que fue aceptado. El carácter universitario de Almagro es uno de los aspectos menos conocido de la historia de la ciudad, a pesar de que su Universidad tuvo privilegios equiparables a los de Alcalá, y en ella, hasta el año 1824, se impartieron clases y se concedieron titulaciones. Lamentablemente, de esta universidad, así como del Convento, sólo nos queda la Iglesia, que aunque aún conserva preciosos blasones y uno de los más hermosos escudos imperiales en sus muros externos, aunque ha sido convertida en una nave industrial. Una obra caracterizada por el paso de la Edad Media a la Edad Moderna es el Convento de la Asunción, en cuya estructura gótica se introducen elementos de decoración renacentistas, culminando con un claustro que ya pertenece claramente al Renacimiento. Existen en Almagro otros edificios de gran interés, como el Palacio o Almacén de los Fúcares o la antigua Cárcel, que ahora realiza la función de oficina de Turismo, en cuyo patio se aúnan las características de tres épocas distintas. Y ya, a las afueras, debemos detenernos en el Santuario de Nuestra Señora de las Nieves, patrona de la ciudad, situada junto a la plaza de toros, cuya estructura es muy parecida a la de la Plaza Mayor.

    Alrededores

    Castillo de Calatrava la Vieja,Parque Arqueológico de Alarcos-Calatrava, Castillo de Calatrava La Nueva, Parque Nacional de Cabañeros, Parque Natural de las Lagunas de Ruidera ,Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, Campo de Criptana. Localidades como: Valdepeñas, Villanueva de los Infantes, Ciudad Real,Calzada de Calatrava,Viso del Marqués, Santa Cruz de Mudela etc.

    Compras

    Uno de los elementos más representativos de Almagro son los encajes de bolillo, artesanía, por otra parte, muy extendida a lo largo y ancho de todo el Campo de Calatrava. Como producto alimenticio : las berenjenas

    Fiestas

    2 de febrero, festividad de San Blas.En Carnaval, desfile de carrozas. En julio, ciclo de teatro clásico en el Corral de Comedias. Del 24 al 28 de agosto, fiestas patronales de San Bartolomé.5 de agosto, Vírgen de las Nieves.24 de septiembre, San Bartolomé.

    Gastronomía

    La gastronomía de Almagro es la típica manchega. Sabido es que lo más típico de este paraje calatravo son las riquísimas berenjenas.

Hostales a mitad de precio

Subscribete a la newsletter

×